¿Qué son los sistemas de control de accesos?

Son dispositivos encargados de restringir o permitir el acceso de personas a un recinto concreto. Dicho control se realiza mediante una identificación que puede ser un llavero, contraseña, tarjeta huella dactilar o mediante el iris.

El mecanismo de funcionamiento es sencillo, una vez la persona se identifica el sistema crea un pulso eléctrico que activa un relé para que la puerta, torno etc. se abra.

¿Para qué sirve un control de accesos?

Muy a menudo las empresas se realizan la siguiente pregunta ¿un control de accesos puede adaptarse a las necesidades de mi negocio y realmente me va a ser útil?

En la actualidad la oferta en controles de accesos es tan amplia que se puede decir que existe uno para cada tipo de empresa o negocio.

¿En qué casos puede ser necesario un control de accesos?

Tipos de controles de acceso

Controles de acceso en red y autónomos

Controlan la apertura de mecanismos tales como  puertas, barreras, tornos etc.

Huella dactilar

Es el sistema más económico y, junto con el reconocimiento facial, también el más seguro.

Proximidad

Se suele recomendar en centros de trabajo donde los empleados llevan las manos sucias.

Contraseña numérica

Control de accesos para fichar poniendo una contraseña en el teclado del propio terminal.

Torniquetes

Facilitan al personal de recepción y en las situaciones más diversas la tarea de control de acceso de personas.

Molinetes

Es de altura completa para el paso de personas de una a una.

Acceso de Vehículos

Para tener el control total, tanto de los vehículos residentes como de los visitantes.

NUESTROS TRABAJOS